Da Vinci 3500

Christian Alarta

Estás pateando latas, bebes un gran chorro de ron frente al monasterio, sale una monjita loca y desnuda te enseña las víboras de sus tetas, pero tus ojos son flechas y le das a su cristo, la monjita cae a los pies de su cristo, con su verga al aire inventa una salvación del mundo, ese cristo derrama de su corazón el vino de la ultima cena, el vino que recoges con tu boca, porque quieres ser inmortal, tú también quieres ser un mesías joven y alcohólico, que tenga entre sus dedos el poder para transformarse de bar en bar.

Christian Alarta