snsjcopia.png

Mob Psycho 100 II: Todos queremos ser especiales | Versailles Anime #05


Versailles Anime #05, una columna de Francisco Maldonado

Este artículo contiene algunos SPOILERS de Mob Psycho 100 II. No te arruinan nada y revelan muy poco, pero, de todas formas, la advertencia no viene mal.

Hoy quiero abordar el desarrollo del personaje de Reigen (Sensei de Shigeo) en Mob Psycho 100 II, y para esto, me gustaría empezar citando a uno de los grandes pensadores de la historia, Pascal decía que cada persona cree que es el centro del universo porque justamente para esa persona, el universo nace y muere con él. Estoy convencido que el querer ser alguien va de la mano con el encontrarse a uno mismo, a esta fuerte intención de saber para qué vinimos a este mundo y si mi vida terminará aportando algo de valor a la humanidad. De camino al trabajo, al colegio, al instituto o a la universidad, nos vamos a encontrar con personas que bajo nuestra perspectiva solo son parte de la decoración de la vida, pero que a la luz de la verdad tienen una existencia igual de real e importante que la nuestra. Que se saben protagonistas de la misma vida al igual que tú y que piensan que vinieron a este mundo a hacer algo importante, esto se debe básicamente a que todos queremos ser especiales.

Reigen sabía que quería ser alguien, el problema era que no sabía cómo, vivía su vida en modo automático sin estar consciente del rumbo que estaba tomando, consumido por la monotonía, pasando de trabajo en trabajo, tratando de encontrar una respuesta, estaba viviendo por el simple hecho de vivir y no mucho más, Reigen era una persona que no tenía identidad. La ética laboral de la cultura corporativa japonesa demuestra que el gran promedio de los habitantes del país nipón pasa toda su vida en el mismo trabajo, a veces hasta sin lograr ascender de su cargo inicial y Reigen desde su juventud sabía que no quería eso en su vida, nadie cree en él, no tiene amigos y su familia lo ve claramente como un fracasado que debe madurar y conseguir un rol en la sociedad.

Todos sabemos lo superficial que puede llegar a ser su cultura, pero un día, por cosas del destino, influenciado por un simple panfleto, decide darle oportunidad al trabajo de psíquico y es aquí donde conoce a la persona que se convertirá en la más importante de su vida. Mob (apodo de Shigeo) fue la primera persona que confió en él, e inconscientemente, esto le hizo sentir que ahora su vida tenía algo de valor, pero aún con eso, a la larga esto se convirtió un problema, Reigen perdió su camino y se dejó llevar por la abrumadora imagen idealizada que tenía sobre Shigeo, Reigen lo idolatraba porque Mob era especial y al mismo tiempo en su afán de querer encontrarse a sí mismo a través de Mob, perdió si individualidad y se transformó en una persona dependiente. Por eso, cuando Mob intenta cambiar, buscar nuevos aires, socializar y experimentar cosas nuevas, Reigen se asusta y actúa de manera desconsiderada, porque el hecho de la ausencia de Mob le significaba atormentarse nuevamente con las ideas de su pasado. ¿Quién soy? ¿Qué hago? ¿Qué debería hacer?

Después de su conflicto con Mob y en un principio, Reigen se toma todo con aparente tranquilidad e indiferencia, como si se tratara de una relación amorosa, se resguarda en su orgullo y cree que Mob volverá a sus pies tarde o temprano. Mob siempre lo había necesitado, por lo que solo tendría que esperar, pero, cuando se entera de que Mob es totalmente capaz de seguir su vida sin él, le da un ataque por querer traerlo de regreso a su vida de manera forzada, pero al final, todo termina bien. Al contrario de lo que hacen muchos adultos, luego de una larga noche de copas, Reigen decide levantarse nuevamente y transitar por el camino correcto de la vida, uno en el que no depende de nada que no sea su propia voluntad y en el que sea capaz de vivir sin perjudicar a Mob. Él se da cuenta de que nunca lo había necesitado para su trabajo, se había olvidado de que antes de conocerlo ya había sido muy capaz de arreglárselas solo, porque una mente positiva y centrada no necesita nadie.

Reigen es de las personas más capaces que he podido ver, es trabajador, perseverante, tolerante y energético, y con todo esto, claramente la vida lo termina recompensando o eso es lo que creímos. Termina cayendo en una estafa televisiva y su vida acabó destrozada, lo persiguieron, acosaron e insultaron en redes sociales. Por último, esta marea de gente lo obligó a asistir a una conferencia de prensa, es en este punto donde recordó que su problema nunca fue el trabajo, se dio cuenta que por mucho tiempo se mintió a si mismo creyendo que utilizaba a Mob para ganar dinero, pero, a él realmente nunca le importaron el dinero o la fama, es más, ya lo habíamos visto rechazar millones solo porque creía que el trabajo no estaba bien hecho. Todo esto eran simplemente excusas, él necesitaba a Mob porque era lo que lo hacía sentirse vivo, por eso en la conferencia se dice a sí mismo que nunca ha cambiado, sigue sin rumbo en un trabajo que ni recordaba por qué lo estaba haciendo, Reigen ama a Mob como a un hijo y por eso se dio cuenta que le estaba arrebatando su juventud, que el pobre chico tenía problemas sociales porque irresponsablemente lo llamaba al trabajo a cada momento, impidiéndole hacer otras actividades o estar con amigos, Reigen se olvidó que Mob había crecido, que ya no era el pequeño niño indefenso que necesitaba su protección y que como toda persona cambia y quiere mejorar, y la verdad es que él no podría estar más orgulloso.

Hey Mob! ¿Me escuchas? Cuánto has crecido. Reigen a Mob en la conferencia de prensa.

Reigen se equivoca, como cualquier otro ser humano y creo que debido a eso es uno de los mejores personajes que hemos visto en los últimos años. Todos cometemos errores y no podemos dejar que la sociedad nos destruya por el hecho de ser humanos, ya que ser imperfectos es parte de nuestra naturaleza y vivimos deconstruyéndonos para ser mejores, lo importante y lo sano en cualquier relación es respetar a la otra persona, su privacidad e individualidad, enseñarle que las ataduras no sirven y que debe seguir sus sueños y metas a cualquier precio; Reigen estuvo mal en creer que siempre estaría con Mob y que viviría por él. No podemos cortar las alas de las personas que amamos, debemos dejarlos volar, florecer y ayudarlos cuando lo necesiten, y eso es lo que Reigen aprendió al final, que Mob no es lo que lo definía como persona, sino que era un hermoso agregado en su vida, idealizó tanto a Mob que perdió de vista sus propios dotes, olvidó que él también era especial y que nunca se dio cuenta de que siempre tuvo el poder más fuerte en toda la serie, la capacidad de ayudar a las personas y hacerlas felices; eso es lo que Mob siempre supo, nunca lo vio como un estafador o un mentiroso, Mob siempre pudo ver el valor que Reigen tenía como persona y por eso está completamente orgulloso de llamarlo Sensei.

Todo su conflicto, el estar tanto tiempo separados y su reconciliación, provocó que Reigen por fin encuentre una respuesta, él ya tiene una identidad o, mejor dicho, siempre la tuvo. Reigen es una buena persona, el trabajar de psíquico no solo lo llenaba por el hecho de ayudar a Mob a crecer con buenos valores, sino que además le daba soporte emocional a un montón de clientes. Reigen es una persona que necesita de la cercanía con otros para sentirse vivo y útil, para saber que aporta algo de valor a la vida, más que solo ser un simple oficinista. De la misma forma que muchas personas encuentran significado en su vida cuando son padres, él sintió lo mismo cuando Shigeo entró a la suya, porque este le enseñó el verdadero valor que él tiene, que puede ser especial como cualquier persona, tal como lo dice el opening de la serie “Your life is Your own”, todos somos protagonistas de nuestra vida, pero el único que puede escoger el papel de secundario para ella, eres tú. Sal ahí afuera y encuéntrate a ti mismo, encuentra tu identidad y lucha por tus sueños, por lo que te hace feliz, acepta tus errores, mejóralos y encuentra tus dotes, todos tenemos algo especial y de valor, pero lo importante es saber cómo usarlo.

La relación entre Reigen y Shigeo es de las más lindas que hemos visto en el anime, es hermoso ver como al final ambos terminan siendo dos caras de la misma moneda, los dos estaban solos en la vida, no tenían amigos y no sabían lo especiales que eran hasta que se encontraron. Mob actuó de manera muy madura, cuando vio que la relación se estaba volviendo tóxica y que ninguno de los dos estaba creciendo como persona, decidió alejarse. Mientras Reigen estaba desesperado y consumido por su crisis de identidad, en todo momento vimos a Mob tranquilo y es porque él sabía que en realidad ellos nunca se habían peleado, que ese tiempo que se tomaron no significaba que su relación había acabado, Mob sabía que no solo necesitaba tiempo para él, sino que su sensei también lo necesitaba y que en el momento que los dos estuvieran listos, volverían a buscarse.

Las cosas de valor deben ser recogidas en pequeños pedazos y juntadas con paciencia. Shigeo.

La web de TRÍADA PRIMATE y todo su contenido pertenece a José Natsuhara, amo y señor de los confines del arte contrasistema y asesino de palurdos ajetreados empleados de la vara y la patética sobonería