Toda educación sentimental es básicamente lingüística (Reseña del poemario de Berta G. Faet) H.E #02


Habitación Esférica #02, una columna de Karina Medina

Toda educación sentimental es básicamente lingüística | Reseña del poemario inédito Primera epístola a Camil C. Stinga de Berta García Faet

Una relación sentimental y amorosa termina; y es en ese momento, en el que todos pasamos a ser los ex. Escribirle coplas a los ex no es un deporte que le guste a todos; pero los más valientes que se encuentran de pie frente a un destino sin el o la ex, logran hacerlo a manera de explosión, de catarsis o simple y llanamente para justificar las heridas. Decía Cesare Pavese que los poetas son profetas, que aparentan que son guiados por el camino de la vida; pero que ellos ya saben desde el comienzo, hacia dónde se dirigen. Creo yo que a veces el poeta se introduce en una circunstancia de manera adrede, para luego tener de qué escribir. Bajo esta premisa; lo que afirmaba el escritor italiano, sería cierto. Y es aquí donde debo mencionar que la Primera epístola a Camil C. Stinga es la reunión de poemas escritos por Berta García Faet que muestra claramente el deseo de vivir plenamente una intensa relación amorosa, con la diáfana intensión de concluir en un enorme poema al ex. perdón por sacar otra vez el tema de tu ex novia

en realidad no me importa me da lo mismo

no estoy celosa ni nada sólo he mencionado a tu exnovia

porque me parecía que podría quedar bastante bien en el poema Mientras leemos la Primera epístola a Camil C. Stinga, activamos la empatía y sentimos que las coplas nos podrían generar cierto déjà vu. Todos somos o tenemos un ex o una ex; y en toda relación sentimental, se tejen formas de comunicación y lenguajes muy propios de la pareja. Garcia Faet afirma a manera de verso que toda educación sentimental es básicamente lingüística; sin embargo, cuando hablamos de la educación en la ciencia del lenguaje desde la poesía, todo idioma que llegase a ser mencionado de manera literal en los versos de García Faet, podría ser solamente aquella manera tan particular e íntima que las parejas de enamorados poseen para comunicarse mientras se aman. cuando vivíamos en barcelona y nuestros labios

eran literalmente nuestros labios

leíamos poemas en rumano

leíamos poemas en castellano

leíamos poemas en francés Sucede que en esta epístola de la escritora española, ella presenta la relación estrecha que tiene el yo lírico y su novio con los idiomas. Se siente la entrañable cercanía y dedicación al aprendizaje de otras lenguas como el rumano, el castellano, el francés y el inglés. Pero al mencionar constantemente la palabra nosotros; podríamos considerar como lectores, que en el fondo de la cosa, ella habla por todos nosotros también. Este poemario inédito nos cuenta pasajes de la historia de amor de dos individuos que en algún momento estuvieron enamorados. Cada idioma en el que la pareja se comunica, en el que uno de los dos reniega tras la mala práctica del mismo, por el otro, en el que escriben poemas, en el que gritan, (etc.) no es más que el bagaje de formas del lenguaje que solían usar dos amantes para sobrevivir en la burbuja del amor. cuando vivíamos juntos en Barcelona

hablarte en catalán era hablarte en el lenguaje del paisaje

where our love grew

en tus palabras

pero también era hablarte en el lenguaje de algún que otro exnovio

o de alguna que otra exnovia

o sea lo que sucede con todo lenguaje con todo amor con todo crecimiento

y decrecimiento

no hablo necesariamente de nosotros

hablo de todos nosotros

por eso no me gusta hablarte en catalán Para la autora el fin de toda reminiscencia es el poema. Nos expresa de manera categórica que la educación de las personas también yace en la relación sentimental que llegamos a construir. Que quizá muchos de nosotros nos entendemos perfectamente por un tiempo determinado y con alguien en especial, en idioma catalán. Sin embargo, en catalán no se nos vuelve posible comunicarnos con nuestra actual pareja; porque con esta, probablemente nos comunicamos exitosamente en inglés. Algo que seguramente para nadie en el planeta Tierra se vuelve comprensible porque cada pareja genera un universo en particular. hace 10 años cuando vivía en Boston tuve un amante italiano

muy seductor y muy cruel

soñé con él anoche

me gritaba algo muy alegre y muy irrelevante en pésimo inglés

(…)

el caso es que toda educación sentimental es básicamente lingüística

de alguna manera incomprensible Y para concluir con el entendimiento relativo de mi lectura de la Primera epístola a Camil C. Stinga de Berta Garcia Faet, me atrevo a recalcar que en este poemario inédito la poeta nos manifiesta en sus letras, diferentes filosofías de vida que se adoptan en las distintas relaciones que podemos tener a lo largo de la vida. Sentí que esta primera epístola a un ex fue para todos nosotros también; y que al nombrar a ciertos personajes de siempre como Aristóteles, Dante Alighieri, Dworkin, Derrida y Kant, la autora apelaba a la manera o estilo que cada quien decide tomar para poder subsistir en el amor. no iba a ser un poema excesivamente filosófico

aunque pensaba aludir en algún momento a ese artículo académico tuyo

sobre el concepto de fe de dworkin y en derrida a la sombra de Kant

en el concepto del debate del postsecularismo

La web de TRÍADA PRIMATE y todo su contenido pertenece a José Natsuhara, amo y señor de los confines del arte contrasistema y asesino de palurdos ajetreados empleados de la vara y la patética sobonería