Seulement Pour Toi

Katherine Cajo Chavez

"Me atrapas en una superficie. Ininteligible. Creíble poder hallar sonrisas profundas y suspirarnos con emoción, ven siéntate, mira, anhela el mar con la fragancia de tu amor. (this love of mine never dies, I love it, I love it)"

1/4

Seulement Pour Toi

Katherine Cajo Chavez
Prólogo de José Natsuhara:
Breve tratado sobre la voracidad juvenil

La poesía es el conocimiento, la experimentación estética, la reflexión sobre el mundo interior. Pero es por sobre todas las cuestiones, el hambre. Se podrá decir mucho sobre la pertinencia de leer poesía joven, y habrán opiniones encontradas, unas más viscerales que otras. Lo que no se puede negar, es que allí donde hay juventud hay también un apetito, un placer por el mordisco, una voracidad que deja perplejo a los que hemos sido derrotados por el lenguaje refinado que ha olvidado el descontrol. Leo a Katherine y me identifico con esta búsqueda hambrienta del mundo de los placeres, de estas experiencias aceleradas  que se dan en los abrazos, en la cópula, en ese brillo inexpugnable de la urbe y de los primeros bailes nocturnos.

Este hambre es la forma expresiva del deseo como necesidad. Es un alivio que en un momento histórico en el que reina el placer sin deseo, las nuevas generaciones reivindiquen ese ardor sacrificado que implica un proceso, una odisea sobre la cuál uno se embarca hacia una meta amorosa. Esta hybris de Aquiles desatando su furia tras la muerte de su amado, este ritmo de tambor de guerra que los griegos consideraban -a diferencia de nosotros- una característica fundamental de los héroes.

Leo todo ello en estas páginas sinceras. Y recuerdo mi propia hambre y mi propio deseo. Recuerdo que hace unos años, entrando a la cafetería de cierta universidad, una cachimba me preguntó si le podía explicar a Kant. Le dije que sí, que me tirase a las manos su manzana.  Y ese día expliqué a Kant utilizando el acto de saborear una manzana.

Así deben leerse estos poemas y todos los poemas, como unas frutas acariciando nuestro paladar.